Hasta aquí has ido conociendo paso a paso lo que la Biblia, la Palabra de Dios, en cuanto a la condición del ser humano y lo que el gran amor de Dios ha hecho por ti, en Cristo. Antes de continuar, recordemos rápidamente lo que ha ocurrido en tu vida al oír la Palabra de Dios con fe y recibirla en tu corazón.

1.- Has recibido EL PERDON, de todos tus pecados, es decir, Dios los ha borrado de su memoria por la sangre que Jesús derramó por ti en la cruz del calvario.

2.- Has NACIDO DE NUEVO, por la obra del Espiritu Santo, esto quiere decir que ahora eres una “nueva criatura”, con una naturaleza espiritual que te permite tener comunión con Dios.

3.- Ya erres un (a) HIJO (a) de Dios, es decir has sido adoptado (a) por Dios y ahora puedes llamarlo, con toda confianza “Padre” porque, para Él eres ahora su hijo (a) amado (a).

4.- Tienes VIDA ETERNA, es decir que, aunque todavía vivas aquí, en este mundo temporal y pasajero. Ya eres un ciudadano del cielo.

5.- Has entrado en un proceso que la Biblia llama SANTIFICACION, en el cual la imagen de Cristo se irá formando en tu vida.

Esta es una aventura de fe emocionante en la que estás conociendo más a Dios y su inmenso amor. Sin embargo, para que la nueva vida que hay en ti siga desarrollándose y puedas experimentar más de lo sobrenatural de Dios. Necesitas ver la vida y el mundo como la Palabra de Dios lo revela. Por eso, el tema de esta lección.

A. LO SOBRENATURAL DE DIOS Y LA COSMOVISIÓN.

1.- La palabra COSMOVISIÓN viene de la palabra cosmos (mundo, universo)y visión. COSMOVISIÓN, entonces, es “un conjunto de suposiciones, que sostenemos (consciente o inconscientemente) por fe, acerca de la estructura básica del mundo y de cómo funciona.”

Para dar inicio a este tema tan interesante empecemos escribiendo 1º Corintios 2:11

“Quien sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre, que está en él. Así también nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

2.- En este texto, el apóstol Pablo está diciéndonos que el espíritu humano tiene la capacidad para conocer lo que corresponde al hombre y al mundo físico que nos rodea, pero que sólo esl Espíritu de Dios puede conocer todo lo que tiene que ver con Dios.

3.- Aunque el ser humano puede intuir la existencia y grandeza de Dios por medio de la creación: “Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido” (Romanos 1:20-21)

Sin embargo, ese conocimiento de Dios está nublado o tenido por el pecado, lo cual, a su vez produce diversas COSMOVISIONES, o maneras en que el hombre ve al mundo y a la existencia humana. Es como si viera las cosas con lent4es de diversos colores, sin poder ver las cosas en su verdadero color. Por ello, sólo el Espíritu de Dios nos puede revelar la mente y los misterios de Dios. Y lo hace por medio de su palabra revelada.

4.- La fe y la experiencia de lo sobre natural en la vida cristiana dependen, en gran parte, de la cosmovisión que tengamos. Por ello, vamos a echar un vistazo a las tres cosmovisiones más importantes que existen en el mundo.

B.- LA COSMOVISIÓN PAGANA

1.- Las culturas paganas se caracterizan por una creencia muy arraigada en la intervención de dioses y espíritus, de todo tipo en el mundo físico y en la vida cotidiana, Los dioses de la lluvia, del fuego, del agua, de la cosecha, dioses de enfermedades, de muerte, entre otros, son parte integral de su cosmovisión. Por ello también las invocaciones, los “pago” a los dioses; así como la brujería, los chamanes, etc.

2.- Pero esta misma cosmovisión hace que cuando una persona de estas culturas se convierte al evangelio, le sea muy fácil ver lo milagroso o sobrenatural de Dios, porque simplemente traslada su fe en los dioses y espíritus de su cultura al Dios de la revelación bíblica. Traslada su fe en la intervención de esos seres espirituales en el mundo físico, a la intervención de Dios en la vida cotidiana. Y las cosas comienzan a suceder porque Dios honra esa fe sencilla.

3.- Debemos tener en cuenta que las culturas paganas, surgidas sin la influencia de la revelación bíblica, están por ello inspiradas e influenciadas por lo qlue Pablo llama:

“Principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo, huésped espirituales de maldad en la regiones celestes …. “ Efesios 6:12

Ello también es razón por la cual las prácticas ocultistas e idolátricas, sto es, la incursión del hombre en terrenos de Satanás, siempre traen como consecuencia opresiones espirituales que se manifiestan de muchas manera. Algo de esto lo hemos visto en la lección sobre liberación de opresiones malignas.

C.- LA COSMOVISIÓN OCCIDENTAL .

1.- La Cosmovisión occidental, en la cual hemos sido formados, tiene un gran vacío entre el mundo espiritual y el material. Paul Hiebert lo llama el “ Tercio excluido “.

2.- Se cree en un mundo espiritual invisible, generalmente lejano y difuso. Se acepta, por otro lado, el mundo material sujeto a leyes naturales rígidas pero, difícilmente, la intervención del mundo espiritual en el mundo material. Esta es la barrera que encuentran los cristianos occidentales para ver con más frecuencia lo sobrenatural de Dios. Ejemplos de ello son la ley natural de causa y efecto, la ley de la gravedad, las supuestas leyes de la evolución y de la supervivencia del más apto, entre otras.

3.- También hemos convertido algunas ideas o conceptos en casi leyes naturales. Por ejemplo, cuando nos enfermamos, lo primero que pesamos hacer es ir al médico. ¿Por qué? Porque está implantada profundamente, en nuestra mente occidental, la relación enfermedad-medico-pastillas. Difícilmente pensamos en Dios como nuestro sanador, a pesar de que lo sabemos psor nuestro conocimiento de la Biblia.

4.- ¿Por qué pensamos o actuamos así ? Porque nuestra herencia cultural – la cosmovisión occidental- se constituye en una gran BARRERA o IMPEDIMENTO para creer y esperar lo sobrenatural de Dios, y de esa manera, verlo en la realidad práctica con mayor frecuencia naturalidad.

D. LA COSMOVISIÓN BÍBLICA

1.- En la Cosmovisión cristiana bíblica, el mundo espiritual de Dios, Jesucristo, el Espíritu y los ángeles, interviniendo por medio de señales, prodigios, milagros, sanidades, unción, etc. Pero al mismo tiempo, el mundo espiritual de Satanás y sus demonios también actúan en el mundo físico, tratando de imitar a Dios. Esto lo hacen por medio del ocultismo y la idolatría.

2.- Para los Cristianos, lo sobrenatural debe llegar a ser parte de su mundo natural, de tal modo que no deberíamos asustarnos o paralizarnos cuando ocurre un milagro, una sanidad o una expulsión, “en el nombre de Jesús”, de algún espíritu de las tinieblas. En realidad deberíamos estar acostumbrados a este tipo de cosas.

3.- El apóstol Pablo, que actuaba normalmente en el terreno de los dones sobrenaturales del Espíritu, enseñó esta verdad en su primera carta a la iglesia en Corinto.

Escríbelas tú mismo: 1º Corintios 2:9-10

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. – 1 Corintios 2:9-10

4.- Esto quiere decir que Dios ha preparado para los que lo aman, no para cuando lleguemos al cielo, sino aquí, mientras su iglesia está presente en la tierra, cosas realmente MARAVILLOSAS, que los ojos de los hombres aún no han visto o no están acostumbrados a ver; que los oídos de los hombre aún no han escuchado o no están acostumbrados a oír. Y por último…….

DIOS HA PREPARADO COSAS MARAVILLOSAS, QUE LOS HOMBRES AÚN NO HAN EXPERIMENTADO O SENTIDO EN SUS CORAZONES.

5.- ¿Qué nos enseña la cosmovisión bíblica?

A.- Que existe un Padre, un Hijo llamado Jesucristo, un Espíritu Santo ly miles de millones de ángeles y seres espirituales.

B.- Que hay un mundo natural en el que vivimos y que se rige por leyes naturales impuestas por Dios.

C.- Que el mundo espiritual de Dios, INTERACTUA con el mundo físico, manifestándose por medio de señales, milagros, sanidades y repuestas a las oraciones de sus hijos.

D.- Que hay un mundo espiritual de Satanás, que también interviene en el mundo físico, tratando de imitar el obrar de Dios por medio del ocultismo y la idolatría, con el fin de arrastrar al ser humano en su rebeldía contra Dios.

CONCLUSIÓN:

El verdadero creyente, pues, no es uno que ve la realidad COMO MEJOR LE PARECE sino que, por el contrario, es uno que sabe ver las cosas COMO DIOS LAS VE, porque tiene la mente de Cristo. Y esto es la COSMOVISION CRISTIANA BIBLICA. Esta cosmovisión permite al cristiano ver lo sobrenatural de Dios en su vida y así disfrutar de todo lo que Dios ha preparado para él.

MEMORIZA el 1º Corintios 2:11-12

“Porque ¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en el él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido…..” 1º Corintios 2:11-1que ha ocurrido en tu vida al oír la Palabra de Dios con fe y recibirla en tu corazón.

1.- Has recibido EL PERDON, de todos tus pecados, es decir, Dios los ha borrado de su memoria por la sangre que Jesús derramó por ti en la cruz del calvario.

2.- Has NACIDO DE NUEVO, por la obra del Espiritu Santo, esto quiere decir que ahora eres una “nueva criatura”, con una naturaleza espiritual que te permite tener comunión con Dios.

3.- Ya erres un (a) HIJO (a) de Dios, es decir has sido adoptado (a) por Dios y ahora puedes llamarlo, con toda confianza “Padre” porque, para Él eres ahora su hijo (a) amado (a).

4.- Tienes VIDA ETERNA, es decir que, aunque todavía vivas aquí, en este mundo temporal y pasajero. Ya eres un ciudadano del cielo.

5.- Has entrado en un proceso que la Biblia llama SANTIFICACION, en el cual la imagen de Cristo se irá formando en tu vida.

Esta es una aventura de fe emocionante en la que estás conociendo más a Dios y su inmenso amor. Sin embargo, para que la nueva vida que hay en ti siga desarrollándose y puedas experimentar más de lo sobrenatural de Dios. Necesitas ver la vida y el mundo como la Palabra de Dios lo revela. Por eso, el tema de esta lección.

A. LO SOBRENATURAL DE DIOS Y LA COSMOVISIÓN.
1.- La palabra COSMOVISIÓN viene de la palabra cosmos (mundo, universo)y visión. COSMOVISIÓN, entonces, es “un conjunto de suposiciones, que sostenemos (consciente o inconscientemente) por fe, acerca de la estructura básica del mundo y de cómo funciona.”

Para dar inicio a este tema tan interesante empecemos escribiendo 1º Corintios 2:11

“Quien sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre, que está en él. Así también nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

2.- En este texto, el apóstol Pablo está diciéndonos que el espíritu humano tiene la capacidad para conocer lo que corresponde al hombre y al mundo físico que nos rodea, pero que sólo esl Espíritu de Dios puede conocer todo lo que tiene que ver con Dios.

3.- Aunque el ser humano puede intuir la existencia y grandeza de Dios por medio de la creación: “Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido” (Romanos 1:20-21)

Sin embargo, ese conocimiento de Dios está nublado o tenido por el pecado, lo cual, a su vez produce diversas COSMOVISIONES, o maneras en que el hombre ve al mundo y a la existencia humana. Es como si viera las cosas con lent4es de diversos colores, sin poder ver las cosas en su verdadero color. Por ello, sólo el Espíritu de Dios nos puede revelar la mente y los misterios de Dios. Y lo hace por medio de su palabra revelada.

4.- La fe y la experiencia de lo sobre natural en la vida cristiana dependen, en gran parte, de la cosmovisión que tengamos. Por ello, vamos a echar un vistazo a las tres cosmovisiones más importantes que existen en el mundo.

B.- LA COSMOVISIÓN PAGANA
1.- Las culturas paganas se caracterizan por una creencia muy arraigada en la intervención de dioses y espíritus, de todo tipo en el mundo físico y en la vida cotidiana, Los dioses de la lluvia, del fuego, del agua, de la cosecha, dioses de enfermedades, de muerte, entre otros, son parte integral de su cosmovisión. Por ello también las invocaciones, los “pago” a los dioses; así como la brujería, los chamanes, etc.

2.- Pero esta misma cosmovisión hace que cuando una persona de estas culturas se convierte al evangelio, le sea muy fácil ver lo milagroso o sobrenatural de Dios, porque simplemente traslada su fe en los dioses y espíritus de su cultura al Dios de la revelación bíblica. Traslada su fe en la intervención de esos seres espirituales en el mundo físico, a la intervención de Dios en la vida cotidiana. Y las cosas comienzan a suceder porque Dios honra esa fe sencilla.

3.- Debemos tener en cuenta que las culturas paganas, surgidas sin la influencia de la revelación bíblica, están por ello inspiradas e influenciadas por lo qlue Pablo llama:

“Principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo, huésped espirituales de maldad en la regiones celestes …. “ Efesios 6:12

Ello también es razón por la cual las prácticas ocultistas e idolátricas, sto es, la incursión del hombre en terrenos de Satanás, siempre traen como consecuencia opresiones espirituales que se manifiestan de muchas manera. Algo de esto lo hemos visto en la lección sobre liberación de opresiones malignas.

C.- LA COSMOVISIÓN OCCIDENTAL .
1.- La Cosmovisión occidental, en la cual hemos sido formados, tiene un gran vacío entre el mundo espiritual y el material. Paul Hiebert lo llama el “ Tercio excluido “.

2.- Se cree en un mundo espiritual invisible, generalmente lejano y difuso. Se acepta, por otro lado, el mundo material sujeto a leyes naturales rígidas pero, difícilmente, la intervención del mundo espiritual en el mundo material. Esta es la barrera que encuentran los cristianos occidentales para ver con más frecuencia lo sobrenatural de Dios. Ejemplos de ello son la ley natural de causa y efecto, la ley de la gravedad, las supuestas leyes de la evolución y de la supervivencia del más apto, entre otras.

3.- También hemos convertido algunas ideas o conceptos en casi leyes naturales. Por ejemplo, cuando nos enfermamos, lo primero que pesamos hacer es ir al médico. ¿Por qué? Porque está implantada profundamente, en nuestra mente occidental, la relación enfermedad-medico-pastillas. Difícilmente pensamos en Dios como nuestro sanador, a pesar de que lo sabemos psor nuestro conocimiento de la Biblia.

4.- ¿Por qué pensamos o actuamos así ? Porque nuestra herencia cultural – la cosmovisión occidental- se constituye en una gran BARRERA o IMPEDIMENTO para creer y esperar lo sobrenatural de Dios, y de esa manera, verlo en la realidad práctica con mayor frecuencia naturalidad.

D. LA COSMOVISIÓN BÍBLICA
1.- En la Cosmovisión cristiana bíblica, el mundo espiritual de Dios, Jesucristo, el Espíritu y los ángeles, interviniendo por medio de señales, prodigios, milagros, sanidades, unción, etc. Pero al mismo tiempo, el mundo espiritual de Satanás y sus demonios también actúan en el mundo físico, tratando de imitar a Dios. Esto lo hacen por medio del ocultismo y la idolatría.

2.- Para los Cristianos, lo sobrenatural debe llegar a ser parte de su mundo natural, de tal modo que no deberíamos asustarnos o paralizarnos cuando ocurre un milagro, una sanidad o una expulsión, “en el nombre de Jesús”, de algún espíritu de las tinieblas. En realidad deberíamos estar acostumbrados a este tipo de cosas.

3.- El apóstol Pablo, que actuaba normalmente en el terreno de los dones sobrenaturales del Espíritu, enseñó esta verdad en su primera carta a la iglesia en Corinto.

Escríbelas tú mismo: 1º Corintios 2:9-10

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. – 1 Corintios 2:9-10

4.- Esto quiere decir que Dios ha preparado para los que lo aman, no para cuando lleguemos al cielo, sino aquí, mientras su iglesia está presente en la tierra, cosas realmente MARAVILLOSAS, que los ojos de los hombres aún no han visto o no están acostumbrados a ver; que los oídos de los hombre aún no han escuchado o no están acostumbrados a oír. Y por último…….

DIOS HA PREPARADO COSAS MARAVILLOSAS, QUE LOS HOMBRES AÚN NO HAN EXPERIMENTADO O SENTIDO EN SUS CORAZONES.

5.- ¿Qué nos enseña la cosmovisión bíblica?

A.- Que existe un Padre, un Hijo llamado Jesucristo, un Espíritu Santo ly miles de millones de ángeles y seres espirituales.

B.- Que hay un mundo natural en el que vivimos y que se rige por leyes naturales impuestas por Dios.

C.- Que el mundo espiritual de Dios, INTERACTUA con el mundo físico, manifestándose por medio de señales, milagros, sanidades y repuestas a las oraciones de sus hijos.

D.- Que hay un mundo espiritual de Satanás, que también interviene en el mundo físico, tratando de imitar el obrar de Dios por medio del ocultismo y la idolatría, con el fin de arrastrar al ser humano en su rebeldía contra Dios.

CONCLUSIÓN:

El verdadero creyente, pues, no es uno que ve la realidad COMO MEJOR LE PARECE sino que, por el contrario, es uno que sabe ver las cosas COMO DIOS LAS VE, porque tiene la mente de Cristo. Y esto es la COSMOVISION CRISTIANA BIBLICA. Esta cosmovisión permite al cristiano ver lo sobrenatural de Dios en su vida y así disfrutar de todo lo que Dios ha preparado para él.

MEMORIZA el 1º Corintios 2:11-12

“Porque ¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en el él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido…..” 1º Corintios 2:11-1