El cristiano tiene que enfrentarse, en su caminar por este mundo tan complicado, a muchas interrogantes y problemas éticos para los cuales no hay una referencia directa en las Escrituras, o cuya enseñanza aparentemente no es tan clara.

En esta lección analizaremos algunos casos, pues es necesario que como creyente tengas conceptos claros acerca de ellos, tanto para tu propia vida como para que puedas responder a los que están buscando orientación bíblica. El tratamiento de estos problemas te ayudara a buscar, por ti mismo, en la Biblia, respuesta para otros similares.

AEL ABORTO
Aunque casi todos los cristianos rechazan el aborto en forma general, algunos lo justifican en determinados casos, como en los embarazos por violación. Veamos la enseñanza bíblica:

1.- Deuteronomio 5:17 ¿Qué prohíbe Dios?

No matarás.- Deuteronomio 5:17

2. Job 12:10 ¿Quién tiene el derecho sobre la vida?

En su mano está el alma de todo viviente, Y el espíritu de toda carne humana.- Job 12:10

3. Salmos 139:13-16 ¿Desde qué etapa de nuestr4a vida ya éramos conocidos por Dios?

Porque tú poseíste mis riñones; Cubrírteme en el vientre de mi madre. 14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras: Estoy maravillado, Y mi alma lo conoce mucho. 15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y compaginado en lo más bajo de la tierra. 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.- Salmos 139:13-16

Dios es el dador de la vida y el único que tiene derecho a quitarla o autorizar a que se la quite en casos específicos, tal como encontramos en las Escrituras. Además, desde el momento de la concepción ya existe vida, con todo el potencial dado por Dios para alcanzar sus propósitos eternos de bendición y de gloria.

Es por ello que los factores circunstanciales (violación, accidente, etc.) no son razón valedera para impedir el desarrollo de la vida, hecha a imagen y semejanza de Dios.

LA HERIDA, emocional de una madre por violación puede ser sanada pro Dios, como sucede en muchos casos o “solucionado “el problema dando al bebé en adopción. El caso de posibles malformaciones, hay que dejarlo a la soberanía de Dios, de la misma manera como que se dejan los casos de personas que sufren accidentes o mal formaciones pro enfermedades.

BLA EUTANASIA
La respuesta a este problema es similar al anterior. Dios es el dador de la vida y el único que puede quitarla. Sin embargo, hay casos en que mantener artificialmente una vida ya vegetativa, sin conciencia y sin esperanza humana de recuperación, o que produce sufrimientos agudos al paciente, resulta más cruel para todos que permitir que el proceso natural siga su curso.

Cada uno de estos casos debe ser considerado en todos sus aspectos con mucho cuidado. La decisión final debe ser tomada sólo después de haber dado lugar a la intervención sobrenatural de Dios por la fe en oración, con el consenso médico familiares y pastores y, cuando es posible, del paciente mismo. Es importante que haya convicción espiritual de que Dios está aprobando la decisión, cualquiera que ésta sea, para evitar conciencia de culpa posterior. En todo caso, nunca se debe quitar la vida. Sólo se puede permitir que el proceso natural llegue a su culminación.

CLA CLONACIÓN
Una de las obsesiones de muchos científicos es descifrar el misterio de la vida, lo que está bien como deseo de comprender un mundo racional, creado por una mente inteligente y sabia como la de Dios.

Sin embargo, cuando el ser humano quiere manipular los elementos básicos de la vida, los genes, y para ello utiliza al mismo ser humano como conejillo de indias y sobre todo, cuando pretende duplicar o replicar la vida mediante la clonación, está entrando en un terreno que sólo pertenece a Dios, el autor, creador y único dueño de la vida humana.

Cada vida es creada a imagen y semejanza de Dios, pero también con características únicas, tanto físicas como psíquicas y espirituales. En ello está su individualidad, su unicidad y por tanto, su dignidad como ser humano, la cual lo diferencia de los animales y de los robots.

El Salmo 139 expresa de una manera sublime esta verdad:

Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. ¿Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos¿ ¿Cuán grande es la suma de ellos ¿ Si los enumero, se multiplican más que la arena; despierto, y aún estoy contigo.- Salmo 139

POR ELLO, la clonación es una devaluación de la dignidad y del valor de la vida humana y una ofensa a Dios Creador.

DEL MATRIMONIO ENTRE HOMOSEXUALES
Aunque ya no es necesario tocar el tema de la homosexualidad, pues es claro por la Palabra que es un pecado totalmente rechazado por Dios, sin embargo, sí es necesaria una palabra sobre el matrimonio entre homosexuales por la intensidad de la campaña en favor de dicha práctica y la manera acelerada con que se está aprobando en diversos países.

Entre otras, podemos mencionar tres razones principales por las cuales debemos rechazar enérgicamente el matrimonio homosexual:

a- Por razones sanitarias. La relación homosexual, especialmente entre varones, implica necesariamente la práctica de sexo anal, que es totalmente antihigiénico y expone a sus practicantes a infecciones de todo tipo y/o al daño del esfínter interno.

b- Por razones lógicas. Si fuera verdad que la unión homosexual es un derecho humano individual, uno de los argumentos centrales del movimiento homosexual, y lo llevamos a sus últimas consecuencias, la raza humana desaparecería en una generación por falta de descendencia. Por lo tanto, una práctica que amenazaría la supervivencia de la raza humana no puede ser un derecho humano individual; por el contrario, todo derecho humano debe tender a la protección de la humanidad.

c- Por razones teológicas. La palabra dice: Que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, que lo creó como varón y hembra, y les ordenó reproducirse, lo cual implica necesariamente unión y matrimonio Heterosexual.

Debemos aclarar que aunque debemos rechazar el homosexualismo y el lesbianismo como pecado condenados por la Palabra de Dios, debemos amar a los que han caído en estos pecados, orar por ellos y presentarle a Cristo que transforma, salva y que puede liberarles de esas cadenas.

EEL DIVORCIO
Este es uno de los problemas más generalizados de nuestra sociedad moderna, por ello, es necesario tener conceptos claros de la enseñanza bíblica al respecto.

a- El matrimonio es un pacto solemne delate de Dios y Él quiere quesea “hasta que la muerte los separe” (Proverbios 2:17 ; Mateo 2:15-16)

b- Dios permitió al ser humano el divorcio como una concesión por causa de la dureza del corazón del hombre, pero no porque fuera su deseo (Deuteronomio 24:1-2 ; Mateo 19: 7-8).

CUANDO alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa torpe, le escribirá carta de repudio, y se la entregará en su mano, y despedirla de su casa. 2 Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre.- Deuteronomio 24:1-2

Dícenle: ¿Por qué, pues, Moisés mandó dar carta de divorcio, y repudiarla? 8 Díceles: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar á vuestras mujeres: mas al principio no fué así.- Mateo 19: 7-8

c- El creyente en Cristo ya no está en dureza de corazón y por tanto, bajo una ley diferente (Ezequiel 36:26; Mateo 19-9).

Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré corazón de carne.- Ezequiel 36:26

Y yo os digo que cualquiera que repudiare á su mujer, si no fuere por causa de fornicación, y se casare con otra, adultera: y el que se casare con la repudiada, adultera.- Mateo 19-9

d- Hay solamente dos situaciones en que es licito el divorcio para un creyente.

I. Cuando el conyugue peca de inmoralidad sexual (adulterio, homosexualidad, etc.) y no quiere arrepentirse y dejarlo (Mateo 19:9). El pecado sexual rompe el pacto de “una sola carne” del matrimonio (1º Corintios 6:16-18)

¿O no sabéis que el que se junta con una ramera, es hecho con ella un cuerpo? porque serán, dice, los dos en una carne. 17 Empero el que se junta con el Señor, un espíritu es.- 1º Corintios 6:16-18

II. Cuando un cónyuge no creyente quiere divorciarse y deja definitivamente al cónyuge creyente (1º Co. 7:15).

E- Un creyente casado y divorciado antes de su conversión ya fue perdonado y es una nueva criatura, de manera que, si no es posible la reconciliación con su ex -cónyuge. Puede re-casarse ya en el Señor (2º Corintios 5:17; Efesios 2:1-5).

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.- 2º Corintios 5:17

Dirimiendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos en orden á ritos, para edificar en sí mismo los dos en un nuevo hombre, haciendo la paz,- Efesios 2:1-5

El matrimonio, es un pacto delante de Dios. Y él quiere que sea para toda la vida. El divorcio siempre es un apartamiento de esa voluntad de Dios. En Cristo, todo creyente debe superar los problemas que se presenten, aún el perdonar una eventual infidelidad del cónyuge (Filipenses 4:13).

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.- Filipenses 4:13

FEL YUGO DESIGUAL
Lee 2º Corintios 6:14-18, Allí encontramos un mandato muy explícito de la Palabra de Dios: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos… salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor”

Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder. 15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. 16 ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. 17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. 18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio- 1Co 6:14 -18

¿Cómo entender este mandato?

¿No podemos en ningún caso asociarnos con un no-creyente o trabajar en una empresa de un no-creyente? Veamos algunas respuestas en la biblia:

a.- La prohibición es una relación de “yugo” con un no-creyente, es decir una en la que ambos están obligados igualmente, de manera que ninguno puede hacer algo que el otro no quiere o consiente.

Tal es el caso de un matrimonio o una sociedad comercial donde el creyente y el no – creyente, tienen el 50% de las acciones de cada uno. Esto obliga al creyente a someterse a los criterios morales y éticos del no-creyente, lo cual puede ponerle en conflicto con su lealtad a Dios.

b.- Es diferente el caso de una empresa donde el creyente tiene poder de decisión y puede llevar las cosas guido por su ética cristiana. En este caso no hay problema porque no es un “yugo”.

c.- Tampoco es un “yugo” cuando un creyente trabaja para una empresa de no – creyentes. Como empleado o empleada le son asignadas ciertas tareas o responsabilidades que debe cumplir eficiente y honestamente y sin violentar su conciencia cristiana.

Él no puede ser responsable de cosas o manejos que ignora o sobre los cuales no tiene poder de decisión.

Aunque, no es del mundo, sí está en el mundo, y debe ser luz y sal donde quiera que está, influyendo con su testimonio y conducta. Si conoce de cosas injustas o incorrectas, que no traen paz a su conciencia, debe buscar la dirección de Dios para una posible salida.

GEL PECADO IMPERDONABLE
¿Habré cometido el pecado imperdonable preguntan a veces con angustia algunos creyentes en qué consiste? Veamos Mateo 12:31-32. Pero la luz de todo el pasaje (Versículos 22:35)

Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; más la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. 32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.- Mateo 12:31

a.- Jesús había echado fuera demonios de un hombre. Loa fariseos decían que lo hacía por el poder del diablo. Jesús afirma que él los echa por el Espíritu de Dios. Entonces afirma que la blasfemia contra el Espíritu Santo no puede ser perdonada. (V. 32).

LUEGO EN LOS Versículos 33-35 afirma que los árboles buenos producen frutos buenos, que los malos producen frutos malos y que el hombre malo no puede producir cosas buenas.

O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol. 34 ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca. 35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.- Mat 12:33-35

b.- Con todo esto nos damos cuenta que la blasfemia contra el Espíritu Santo es atribuir a Satanás una obra evidente del Espíritu Santo, como en el caso de las liberaciones de demonios, pero no por ignorancia o mala interpretación sincera, sino por una actitud deliberadamente hostil al Señor Jesucristo.

c.- Este tipo de pecado es fruto de maldad del corazón y abierto rechazo a la revelación del amor de Dios por medio de Jesucristo.

d.- Por tanto un verdadero creyente, renacido por la obra del Espíritu Santo, no puede cometer este pecado imperdonable ¡Gloria a Dios ¡.

HLOTERIAS Y APUESTAS
¿Por qué un cristiano no puede comprar loterías o rifas, apostar a los caballos, jugar bingo o póker? ¿Y más si con lo que gane podría ofrendar y ayudar a la iglesia? L respuesta es:

a.- Dios ordena que debemos trabajar para ganarnos el pan, lo que equivale al dinero (2º Tesalonicenses 3:6- 10

Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros. 7 Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis imitarnos; pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre vosotros, 8 ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros; 9 no porque no tuviésemos derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis. 10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.- 2Ts 3:6 -10

b.- Los juegos de azar se basan mayormente en la ambición de dinero fácil, no trabajado. También la ganancia de unos pocos depende de la perdida de muchos por esa ambición. Por tanto, quien gana dinero en la lotería, apuestas o juegos, está recibiendo algo que es fruto de pecado y a costas de las perdidas, y a veces tragedia, de muchos. Dios no puede bendecir esto ni menos recibirlo como ofrenda, porque ésta deber ser santa (Malaquías 1:10-11),.

¿Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice Jehová de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda. 11 Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.- Mal 1:10 -11

Los juegos de azar producen esclavitud, porque quien los practica abre puertas a la influencia demoníaca. Por eso los jugadores o apostadores pueden llegar a extremos irracionales, causando mucho dolor a su familia.

IEL BAILE, EL LICOR, EL TABACO, EL CINE ETC.
Aunque no hay ninguna prohibición explícita en la Palabra de Dios con relación a estas cosas y otras parecidas, si hay principios que podemos aplicar en todos estos casos:

a.- 1º Corintios 1:23 El principio de lo que edifica, tanto por la naturaleza cosa en sí, como por el ambiente que rodea su uso o práctica.

b.- 1º Corintios 10:31 El principio de la gloria a Dios. Para cada cosa puedes preguntar: ¿Esto glorifica a Dios?

c.- Romanos 14:15,21 ; 1º Corintios 10:32 El principio del amor a los débiles en la fe. Algo puede ser inofensivo para ti, pero si puede hacer tropezar a tu hermano, debes abstenerte.
d.- 1º Tesalonicenses 5:22 El principio de la separación del mal. No debes contaminarte ni con pecados ajenos.
e.- Juan 8:32-36 ; 2º Co. 3:17 El principio de la libertad de toda atadura o esclavitud a hábito o vicios.
f.- 1º Corintios 6:19 El principio del templo. Tu cuerpo es templo el Espíritu Santo y debes cuidarlo en salud y santidad para Dios.

MEMORIZA:

2º Timoteo 2:19

Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre del Señor.- 2º Timoteo 2:19