Cada persona tiene ante si dos opciones: vivir una vida que deje huellas, que sea recordada por sus frutos, o vivir una vida sin ninguna trascendencia, opaca, que pasará como si no hubiera existido nunca. A la primera llamamos una vida trascendente, a la segunda llamamos una vida intrascendente. Esto no tendría mayor importancia o relevancia para nosotros, sino fuera porque todos tenemos un instinto o anhelo inevitable de trascendencia que, como veremos mas adelante es parte constructiva de nuestra naturaleza humana dada por Dios.

En esta lección examinaremos la trascendencia de Dios, y a partir de esta verdad, llegaremos a analizar la trascendencia de nuestra vida. Pero antes de continuar, aclaremos el concepto de trascendencia:

Trascender: “Exhalar aroma muy penetrante que se extiende a gran distancia … Extenderse los efectos de unas cosas a otras, produciendo consecuencias” (Enciclopedia Universal Sopena).

Una vida trascendente, pues, es una vida que deja huellas; que será recordada por los efectos positivos que deja en personas, en la sociedad o en el mundo.

Con esto en mente, veamos como Dios es un Dios trascendente por naturaleza.

ATRASCENDENCIA DE DIOS.
1- No podemos conocer a Dios de una manera total o perfecta, porque para ello tendíamos que ser también dioses, sin embargo, si podemos conocer ciertos atributos, o cualidades de Dios, especialmente por medio de la revelación que Dios hace de si mismo en loa Escrituras, y por medio de su Hijo, el Señor Jesucristo:

A Dios nadie le vio jamás: el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer …. El que me ha visto a mi, ha visto al Padre.” (Jn 1:18 – 14:9)

2- Menciona algunos de los atributos (cualidades) de Dios, según lo que conoces hasta este momento:

a)………..

b)………..

c)………..

d)………..

e)………..

f)………..

3- Entre estos atributos, algunos son muy propios de Él, tienen que ver con su esencia misma. Por ejemplo: Cuando la Biblia dice que Dios es Espíritu, o que Dios es verdad. Eso es lo que es.

4- Pero cuando hablamos de su relación con nosotros, sus atributos se proyectan hacia afuera, tienen consecuencias, dejan huellas. Por ejemplo:

a. El que Dios es verdad, le lleva a ser veraz y fiel.

i- Veraz: Toda palabra dicha por Dios es verdad. Su Palabra revelada es verdad. Aún lo que no existe, en el instante en que es dicha aquello comienza a existir: “Sea la Luz”. Por ello exige que seamos veraces: No darás falso

ii- Fiel : Toda promesa dada por Dios, siempre la cumplirá. Por ello exige que cumplamos nuestras promesas.

b) El que Dios es amor le lleva a ser bueno y misericordioso.

i- Bueno: Dios siempre hace el bien; aun cuando castiga, porque es para nuestro bien. Quiere que hagamos el bien.

ii- Misericordioso: Hace llover sobre justos e injustos; aún cuando castiga con el infierno eterno a los malos. Y nos exige ser misericordiosos con los que sufren.

c) El que Dios es santo le lleva a ser recto y justo.

i- Recto: Por ser absolutamente recto, puso su ley en nuestras conciencias y las reveló por medio de las Escrituras. Por ello nos manda ser rectos o santos: “Sed santos como yo son santo.

ii- Justo: Siendo justo castiga el pecado o injusticia Por ello nos disciplina cuando violamos la ley.

En todos estos casos, cada atributo o cualidad de Dios se proyecta hacia fuera de Ël, tiene consecuencias, deja huellas.

En todos estos casos, cada atributo o cualidad de Dios se proyecta hacia fuera de Ël, tiene consecuencias, deja huellas..

5- Esta característica suya es lo que llamamos la trascendencia de Dios, es decir, Dios no es un Dios aislado, encerrado en si mismo, sino que proyecta hacia afuera, transmite de si mismo, de su verdad, de su amor, de su santidad. Y “marca” por decirlo así, lo que toca. La trascendencia es característica inherente a la naturaleza de Dios .

BDIOS NOS HA HECHO A SU IMAGEN Y SEMEJANZA.
1- Esta verdad es fundamental para tener conciencia de nuestro valor como personas humanas, y por lo tanto fundamental para nuestra autoestima. Es importante tener conciencia de que no somos producto de la casualidad, que somos mucho más que materia y mucha más que primate evolucionado.

2- ¿Puedes mencionar algunas características o atributos que se derivan de que has sido creado a imagen y semejanza de Dios?

a)………..

b)………..

c)………..

d)………..

3- El salmo 8:5 dice:” Le hiciste un poco menor que los ángeles” refiriéndose al ser humano. En realidad el original dice: “Le hiciste un poco menor que dioses” (hebreo Elohim). Este texto confirma la grandes del hombre, que este rechaza cuando rechaza su origen divino y se conforma con ser producto de la casualidad y descendiente de un primate.

4- Pero en el contexto de nuestro tema, es importante que tomemos conciencia de que al haber sido creados a imagen y semejanza de Dios,. Entonces nuestra vida tiene que ser trascendente porque somos un poco menos que el Dios trascendente que no creó a su imagen y semejanza. Ese debe ser nuestro blanco al cual apuntar, o nuestro destino al cual dirigirnos. Es la única manera de vivir con plenitud; de sentirnos realizados.

Esta es la razón por la cual todos tenemos un anhelo instintivo de trascendencia, que se revela de muchas maneras, como cuando ponemos nuestros nombres a nuestros hijos.

Piensa en otras maneras en que se revela un secreto anhelo por trascendencia:.

a)………..

b)………..

c)………..

d)………..

6- Analiza tu vida lo mas objetivamente posible, y hazle estas preguntas: ¿Es mi vida trascendente? ¿Estoy dejando huellas? ¿Estoy influenciando para bien a los que me rodean ? ¿Vivo de tal manera que hay gente que me recordará con amor y gratitud?

Si la respuesta es si ¿Por qué? ……………………………………………………….

Si la respuesta es No, ¿Qué deberías cambiar en tu vida? ……………………………………………………………………………………………

7. Recuerda: Haz sido creado a imagen y semejanza de un Dios trascendente, para tener una vida trascendente.

CSOLO EN DIOS NUESTRA VIDA COBRA TRASCENDENCIA.
Y llegamos a la parte final y más importante: ¿Cómo puede mi vida ser transcendente? Para ello, veamos la lección que la vida de Abraham nos da.

1- Abraham (el nombre de Abraham antes de su pacto con Dios) era un hombre de buena familia, muy rico y apreciado en su comunidad, Ur de los caldeos. Sin embargo, si no hubiera tenido un encuentro con Dios que cambio su vida, con toda seguridad hoy nadie hubiera sabido de su existencia.

2- En Génesis 12:1-3 ¿Cuáles fueron las promesad hechas por Dios a Abram?

a)………..

b)………..

c)………..

d)………..

3- Pero para que Dios pudiera cumplir sus promesas, Abraham tenia que hacer un pacto con Él; pacto que esta relatado en Génesis 17:1-11 . Ese pacto implicaba:

V1: Vivir delante de Dios y ser perfecto, es decir, santo, luna vida conforme a la leyes y al corazón de Dios.

V5: Cambiarse el nombre de Abram a Abraham. Abram significaba “padre enaltecido”, mientras Abraham significaba “padre de muchedumbre de gentes”. El cambio de nombre denotaba un cambio en el propósito de su vida, ya no vivir para su propio enaltecimiento o gloria, sino vivir para los propósitos de Dios, que eran formar un pueblo numerosos del cual viniera el Mesias o Salvador del mundo.

V. 10 – 11: Circuncidarse él y toda su descendencia como señal del pacto.

Era identificarse plenamente con Dios y con el pueblo de Dios, diferenciándose de los demás pueblos.

4- AQUÍ TENEMOS

Tres secretos para una vida trascendente:

a) SANTIDAD: El haber sido creado a imagen y semejanza de un Dios santo, nos debe impulsar a una vida de santidad aún en medio de un mundo secularizado, paganizado y en decadencia moral como el mundo en el que vivimos. Esa sola diferencia ya da trascendencia a nuestra vida.

Lee y medita en la exhortación de la Palabra de Dios en los siguientes textos: Tomás 6:22, Corintios 1:2. Pedro 1:15, Hebreos 12:14.

Ser imagen y semejanza de Dios, pues, constituye nuestra identidad última; y : Todo en este inmenso universo físico creado por Dios tiene propósito, todo funciona armónicamente, todo efecto tiene una causa, toda acción produce un efecto o reacción. De la misma manera, es evidente que Dios nos ha creado con propósito; aún la complejidad y perfección de nuestro cuerpo habla de ello. Mucho más la maravilla del alma y el espíritu humanos, que es donde radica esencialmente la imagen y semejanza de Dios en nosotros.

Ser imagen y semejanza de Dios, pues, constituye nuestra identidad última; y

Ser imagen y semejanza de Dios, pues, constituye nuestra identidad última; y ello implica manifestar lo que Dios es: expresar por medio de nuestras vidas la vida de Dios. Lee y medita en los siguientes pasajes de la Palabra:

i- 1Co. 10:31 “Si pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, ha cedio todo para la gloria de Dios.”

ii- Ef. 1:3-14 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en el …. En amor habiéndonos predestinado …. Para albanza de la gloria de su gracia …. “

Pueden haber otros propósitos, pero estos siempre serán limitados y en todo caso temporales. Manifestar la gloria de Dios es lo genuinamente trascendente, porque va más allá, trasciende el tiempo, y se conecta con la eternidad de Dios.

D IDENTIFICACIÓN
A. Con Dios y con el pueblo de Dios. Dios no quiere hijos anónimos, que se avergüencen de el. En el pacto de Abraham con Dios, la circuncisión era la señal que identificaría a los hijos de Israel, el pueblo de Dios, diferenciándolo de todas las naciones paganas que lo rodeaban.

Esa señal simboliza la verdadera circuncisión, la espiritual, la del corazón, que debe hoy caracterizar a los hijos de Dios, y que debe ser visible a los ojos del mundo, diferenciándolo del mundo que lo rodea.

Mr. 8:38 “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adultera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos Ángeles¨

Esa señal o marca está constituida por:

i- NUESTRA SANTIDAD, nuestra manera de vivir. Todo lo que hacemos debemos hacerlo con honestidad con corrección.

ii- NUESTRO TESTIMONIO, que incluye palabras y acciones. Ser de bendición a los demás como expresión practica del amor al prójimo.

iii- NUESTRO COMPROMISO , con Dios y con el pueblo de Dios en su expresión visible, que es la iglesia como congregación actuante en el mundo.

RESUMEN:

Hemos visto que Dios es un Dios trascendente, que no es un Dios aislado o encerrado en si mismo; Dios es un Dios bendecidor por naturaleza. Y ese Dios trascendente nos ha creado a su imagen y semejanza. Por lo tanto, la trascendencia es parte de esa imagen y semejanza que nos ha dado. El anhelo de trascendencia es inherente a nuestra naturaleza, y si no satisfacernos ese anhelo nos sentiremos frustrados y no alcanzaremos la plenitud de vida.

Por otro lado, la trascendencia, el dejar huella, el vivir vidas queden fruto, solo se logra en Dios; viviendo vidas en armonía con la santidad de Dios, dando testimonio con nuestras palabras y acciones, y viviendo comprometidos con la iglesia.

Memoriza el siguiente versículo:

…. Os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia (Deuteronomio 30:19).